Acerca del vinoGastronomía

Cada queso con su vino

publicado por Alex García 7 Noviembre, 2010 0 comentarios

Si bien estudios recientes demuestran que consumir queso antes de catar un vino disminuye la capacidad de percibir el sabor del vino, el vino y el queso siempre han sido un ejemplo de maridaje perfecto entre sabores desde hace siglos.

Dada la extraordinaria gama de quesos y de vinos, la relación entre ambos se presta a múltiples combinaciones y muy diferentes. Los criterios a seguir para su elección suelen ser por contraste o complementación. A continuación os vamos a dar unos cuantos consejos para hacer mejores casamientos entre vinos y quesos españoles, y poder presumir delante de vuestros amigos:

Cada-queso-con-su-vino

Las tablas de la ley: a cada queso le proporcionarás su vino

  • Los quesos frescos (burgos, cassoleta, mató, abredo, etc) son los más neutros. Se pueden acompañar de vinos más o menos neutros, refrescantes y sin complicaciones, ya sean blancos, rosados o tintos. Combinan bien con vinos como el de Rueda, Penedès, o el Cigales.
  • Con los quesos cremosos (cantabria, cóbreces, torta del casar o de la serena), queda muy bien un vino afrutado, como un Sauvignon. También os recomendamos probar con vinos tintos con cuerpo, vigorosos y de buen aroma como los de Navarra, la Rioja o Cariñena.
  • Los quesos de cabra prefieren vinos típicos de la región, en especial blancos jovenes, frescos y secos, como los rueda y Penedès o cavas o finos de Jerez. En general, cuanto más fuerte sea el queso, más cuerpo debe tener el vino.
  • Los quesos azules tienden a ser afines a los vinos dulces, semidulces o generosos. El roquefort es acompañamiento clásico de los sauternes, mientras que los más fuertes son más adecuados con los tintos robustos e intensos. Vinos tipo moscatel son los más recomendables, aunque también permiten sidras y orujos.

Bon appétit!

Entradas relacionadas

Deja un comentario