Mostrar categoría

Enoturismo

visita a bodegas habla
Enoturismo

Visita a Bodegas Habla

publicado por Alex García 7 Septiembre, 2017 0 comentarios

Aprovechando las vacaciones de verano en Extremadura, decidí acercarme hasta Trujillo (Cáceres) a visitar una bodega de la que me encanta su vino, Bodegas Habla. Es una bodega joven, que elabora vino bajo la indicación de Vino de la Tierra de Extremadura. Aunque con el objetivo de ser un referente en los vinos de alta gama, también tiene opciones más asequibles y que son grandes vinos.

Llego a la Bodegas Habla por un camino estrecho entre viñedos, y me encuentro ante un edificio de gran tamaño y muy moderno, con la vista de Trujillo a lo lejos. El tiempo acompaña, para que nos hagan, a todos los asistentes, un recibimiento y presentación en la terraza del edificio, desde la que se puede ver la enorme extensión de viñedos de la bodega, y pese a las fechas (19 de Agosto), también se aprecian los trabajos de vendimia. Debido al clima de este año, para estas fechas ya habían recogido la uva blanca y estaban con la vendimia de la uva tinta.

Seguimos con la visita en una sala con una enorme cristalera y vistas de los viñedos, donde nos cuentan la historia de la Bodegas Habla y de sus vinos. Una historia interesante, donde también nos presentan dos vinos que se elaboran en Francia, el rosado Rita y el Champagne Mosses.

Continuamos hacia una sala donde nos detallan como fue la campaña de marketing, una campaña totalmente novedosa y gracias a la cual se dieron a conocer estos vinos nuevos, pero que cada vez son más conocidos. La visita continua pasando por la sala de fermentación, donde podemos ver operarios trabajando, ya que, como he comentado, estaban en plena vendimia, y la sala de barricas. Terminamos el recorrido en el “cementerio” de Bodegas Habla, donde descansan botellas de las diferentes añadas, de sus exclusivos vinos de edición limitada, desde Nº 1 a Nº 16.

La visita no podía acabar sin una cata comentada de sus diferentes vinos, donde todos pudimos probar los vinos Habla de Ti (blanco), Habla la Tierra (tinto con 4 meses de crianza), Habla del Silencio (tinto con 6 meses de crianza), Nº 16 (tinto con 12 meses de crianza), su vino de alta gama. Habla de Ti y Habla la Tierra, eran nuevos para mi, y el blanco me encantó. De la gama de Nº 16 había probado Nº 14, y esta nueva edición sigue a la altura de estos vinos. Habla la Tierra, aunque también es un buen vino no me gustó tanto.

Después de probar estos magníficos vinos, no pude resistirme a irme sin pasar por la tienda, por lo que acabé comprando una botella de Habla de Ti, ya que este vino blanco me sorprendió muy gratamente.

En general la visita a Bodegas Habla me gustó mucho, ya que se trata de una bodega muy moderna, con las últimas tecnologías en elaboración de vino, pero que quiere preservar la calidad y el amor por lo que hacen. Es una bodega distinta, debido a lo nueva que es, y que merece la pena visitar. Además, se puede aprovechar para visitar Trujillo, una ciudad muy bonita, y donde se han grabado algunas escenas de Juego de Tronos. Es por eso que no pude dejar escapar la ocasión para visitar esta ciudad y comer un buen plato de migas extremeñas, maridado con un Habla del Silencio, tal y como me aconsejaron en la bodega, y que resulto ser una excelente combinación.

visita terras do cigarron
Enoturismo

Visita a Terras do Cigarrón

publicado por Alex García 31 Agosto, 2017 0 comentarios

En Julio estuve pasando unos días por Galicia, y quise aprovechar la oportunidad para visitar una bodega de la Denominación de Origen Monterrei, Terras do Cigarrón. Se trata de una bodega, perteneciente a la cooperativa de Martín Códax, situada en la localidad de Albarellos de Monterrei (Concello de Monterrei) y con una amplia gama de vinos, entre los que destacan los blancos elborados con uva godello.

Continuar leyendo

premios envero 2017 5
Cata de vinosEnoturismo

Premios Envero 2017

publicado por Alex García 22 Mayo, 2017 0 comentarios

Este fin de semana he podido disfrutar de la experiencia de asistir a los Premios Envero 2017, que en esta ocasión celebraban su XX edición, y su cuarta edición en el formato 1000 no se equivocan.

Para aquellos que no conozcáis los Premiso Envero, se trata de un concurso de cata a ciegas, en el que se eligen los mejores vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero, en las categorías de, rosado, tinto joven, tinto joven roble, tinto crianza, tinto reserva y alta expresión. Desde hace 4 años están realizando el concurso en un formato nuevo en el que 1000 catadores tanto profesionales como amantes del vino, valoran los vinos que se presentan.

Continuar leyendo

Enoturismo

Visita a Bodegas Roda

publicado por Alex García 28 Octubre, 2015 0 comentarios

Hace tres semanas, unos amigos nos invitaron a pasar el fin de semana en La Rioja. Como podréis entender, no pudimos decir que no, a pasar un fin de semana en una de las Comunidades Autónomas con más cultura del vino. Así que allí fuimos, y descubrimos que nos tenían preparado un fin de semana repleto de turismo y enoturismo.

Una de las actividades preparadas, nos llevó hasta las Bodegas Roda, unas bodegas que no habíamos tenido el placer de conocer, y que tienen uns vinos de calidad. Situadas en la localidad de Haro, y adscritas a la Denominación de Origen Calificada Rioja.

La visita a Bodegas Roda empezó en el exterior, donde nos mostraron la zona de entrada de la uva, para seguir por la sala de selección y de fermentación. Pudimos descubrir, que esta bodega, realiza la fermentación del vino, completamente en madera. En una primera fase, en unas barricas de gran capacidad, para luego pasar a barricas más pequeñas, de unos 300 litros, donde realizan la fermentación malolática.

Como es una bodega que se encuentra situada en una montaña, y levantada sobre unas cuevas históricas, aprovechan dichas cuevas, para la crianza del vino. Así que la visita a Bodegas Roda, no podía pasar sin visitar esta zona, donde tienen preparadas la barricas, para la crianza del vino, y posterior estancia en botella. La cueva principal, es un camino en pendiente, que desemboca directamente en el río Ebro, y que en el siglo pasado, aprovechaban, para trasportar el vino más fácilmente hasta el río.

visita a bodegas rodaTras visitar las zonas más profundas de la bodega, nos dirigieron a una pequeña galería, donde aprovechan para realizar exposiciones fotográficas. Además de que la entrada a la exposición, es un balcón con unas vistas impresionantes de Haro.

La visita a Bodegas Roda, finalizó con una cata, de dos de sus vinos, y de sus dos aceites. Los vinos que tuvimos placer de catar fueron Sela, un vino Joven, con 12 meses de crianza en madera, con un caracter especial, impregnado por la madera. El segundo vino, fue Roda, un vino Reserva con 14 meses en barrica, y 30 meses en botella, que le aportan una redondez muy particular.

Disfrutamos mucho de esta visita a Bodegas Roda, ya que nos encontramos con unas bodegas diferentes, tanto por sus cuevas con historia, como por sus metódos de elaboración.

Enoturismo

Visita a Bodegas Mar de Frades

publicado por Alex García 23 Septiembre, 2015 0 comentarios

Otra de nuestras visitas de este verano, nos llevo hasta las Bodegas Mar de Frades, una bodega de la Denominación de Origen Rías Baixas, con una gama de 3 vinos, de una calidad muy destacable, Mar de Frades, Finca Valiñas, y Mar de Frades Burt Nature.

La visita a Bodegas Mar de Frades comenzó por el viñedo que está junto a la bodega, y del que obtienen la uva para la elaboración de su vino especial Finca Valiñas. Pudimos apreciar el emparrado de la viña, y probar alguna uva, y comprobar la gran acidez de la variedad albariño.

El siguiente paso nos llevo hasta el interior de la bodega, a la zona de fermentación del mosto. Al ver la sala de fermentación, se comprueba facilmente, que no es una bodega que tenga una producción muy grande. Tras explicarnos el proceso de fermentación de cada uno de sus vinos, pasamos a ver la sala de crianza, donde parte del mosto que se convertirá en Finca Valiñas, pasa 6 meses en barricas de madera. La otra parte de este mosto, continúa su crianza en depositos de acero, sobre lías.

La siguiente parada de la visita a Bodegas Mar de Frades, nos llevó hasta la zona de embotellado, de donde se obtiene el producto final que llega a nuestras manos. Como embotellan bajo demanda, la maquinaria está preparada en todo momento, por si entran pedidos nuevos.

Continuamos la visita, por el laboratorio, donde se relaizan todos los analísis químicos del vino, para comprobar que se cumple con la normativa de la Denomianción de Origen Rías Baixas. Seguimos adelante, y realizamos una parada en la sala de cata, donde realizan catas comentadas.

Visita a bodegas mar de fradesPara terminar la visita a Bodegas Mar de Frades, nos llevaron hasta la terraza, donde pudimos degustar el vino Mar de Frades. Un vino del que disfrutamos entre comentarios de la visita. Adicionalmente, también pudimos catar Finca Valiñas, un vino que teníamos muchas ganas de descubrir, y el cual no nos defraudo, un albariño, con notas de madera, que le dan cuerpo.

Disfrutamos de la visita a Bodegas Mar de Frades, ya que era una bodega que teníamos ganas de ver, debido a que consideramos Mar de Frades, uno de los mejores albariños de los que hemos probado hasta el día de hoy.

Enoturismo

Os Xoves de Códax

publicado por Alex García 15 Septiembre, 2015 0 comentarios

Tras la visita a las Bodegas Martín Códax por la mañana, por la noche acudimos al último de los conciertos que suelen hacer los jueves de Julio y Agosto, en la propia bodega, a los que llaman Os Xoves de Códax. La cantante gallega Uxía, fue la encargada, como todos los años, de cerrar la edición, y en esta ocasión, acompañada de una gran artista como Martirio.

Debido al mal tiempo, el último concierto de Os Xoves de Códax, tuvo que hacerse en un salón interior, en vez de en la terraza, como se hace normalmente. Nos comentaron que en 4 años de Xoves de Códax, es el primer concierto, que tienen que hacer en interior, pero aun así, pudimos disfrutar enormemente del concierto.

Al entrar, pudimos tomar una copa de Martín Códax. Además disponían de una barra, donde poder disfrutar de toda la gama de los vinos de las Bodegas Martín Códax, bien por copa o por botella, acompañado de tapas de empanada, y donde más tarde pudimos disfrutar de una copa de Mara Martín.

En cuanto al concierto, fue un espectaculo muy bueno, comenzó cantando Uxía, poniendo música a la cantiga de Martín Códax, “Ondas do mar de Vigo“. Tras una actuación de unos 30 minutos de Uxía, pasó a actuar Martirio, de la que pudimos disfrutar también mucho. Hay que destacar, que se animó con una canción en gallego “Negra Sombra” y que levantó los aplausos del público. Tras otros 30 minutos aproximadamente, se dió pasó a una actuación conjunta de ambas cantantes, cantando tanto en gallego, como en castellano, coplas y canciones tradicionales, y tras varias canciones, cerraron la actuación, y por tanto, la IV edición de Os Xoves de Códax, con la canción tradicional gallega, “A Rianxeira“, para difrute de todo el público. Un concierto de algo más de una hora y media, del que pudimos disfrutar y acompañar de buenos vinos.

Era la primera vez que asistíamos a este evento de Os Xoves de Códax, que Bodegas Martín Códax lleva haciendo en verano durante 4 años. Podemos decir que es todo un existo, y que si tenemos ocasión, volveremos a acudir a uno de estos conciertos, ya que son un verdadero espectaculo del que disfrutar mucho. También, os aconsejamos a vosotros, nuestros lectores, que si tenéis la oportunidad, acudáis a un concierto de Os Xoves de Códax, que merece la pena pagar los 5€ que cuesta la entrada, y que además, el 100% de la recaudación, va destinado a distintas ONG’s.

Enoturismo

Visita Bodegas Martín Códax

publicado por Alex García 3 Septiembre, 2015 0 comentarios

Volvemos de las vacaciones cargados de experiencias enoturísticas que queremos compartir con vosotros. Para ello empezaremos por nuestro reencuentro con Bodegas Martín Códax, donde volvimos a estar con ellos tras nuestra grata experiencia de Marzo.

La visita inicial que teníamos prevista, contemplaba una experiencia mariscando, pero debido al mal tiempo que nos hizo esos días, esa experiencia se tuvo que cancelar, y es por eso que nos propusieron realizar una visita más completa a las Bodegas Martín Códax, para grupos reducidos, en la que se catan y analizan 4 vinos.

Asi que comenzamos la visita, 4 personas, con una explicación de la zona y de la Denominación de Origen Rías Baixas. La visita continuó con una parada en el taller de cata, donde pudimos jugar con diferentes olores, y comprobar si eramos capaces de identificarlos. En esta sala, también vimos una evolución de las botellas y de la marca Martín Códax, desde sus inicios en 1986, hasta el día de hoy.

Tras pasar por la zona de entrada de la uva y la zona de fermentado, nos dirigieron a una sala donde realizamos una cata comentada, y en la que pudimos participar los 4 visitantes, comentando nuestras percepciones. Los vinos que catamos fueron, Martín Códax, Martín Códax Lías, Organistrum y Gallaecia, este último, un vino muy especial que elaboran con uvas con botritis, y que no todos los años se dan las condiciones para su elaboración. Los 4 vinos de las Bodegas Martín Códax que provamos, son 100% albariño y son vinos de una calidad excelente, de los que disfrutar en diferentes momentos.

visita bodegas martin codaxLa visita terminó en la tienda, donde decidimos comprar una botella de Martín Códax Lías, un vino que nos parece espectacular, con una base de Martín Códax, pero con un toque diferenciador, y que lo hace tan especial, gracias a su paso por las lías.

El trato en Bodegas Martín Códax, como siempre que vamos, fue espectacular, y tenemos que agradecer a Bodegas Martín Códax, su amabilidad y que siempre que vamos, consigan que nos entretengamos y divirtamos. Ahora nos queda pendiente volver, para poder realizar la experiencia de mariscar que no pudimos hacer.

Enoturismo

Reflexiones de la visita a Bodegas Cuatro Pasos y Martín Códax

publicado por Alex García 10 Abril, 2015 0 comentarios

Tal y como os adelantamos en el anterior artículo, desde Tour y Vino nos gustaría haceros conocedores de las reflexiones que han pasado por nuestra cabeza durante la visita a las Bodegas Cuatro Pasos y Martín Códax y en la horas posteriores. Pero primero tenemos que poneros en contexto.

Tal y como nos contaron, el Grupo Martín Códax, está constituido como Sociedad Cooperativa, y como socios están tanto los viticultores como los gestores y otros trabajadores. A la S. Coop. Martín Códax, pertenecen varias bodegas, siendo el buque insignia Bodegas Martín Códax, y también formando parte del grupo Bodegas Cuatro Pasos. Sólo en Bodegas Martín Códax tienen una gama de más de 10 vinos, y otros 5 de Bodegas Cuatro Pasos, más algún otro vino de otros proyectos o bodegas.

Viendo estos números, se puede pensar que el Grupo Martín Códax es un monstruo del sector del vino, y que lo único que les importa es vender, y que el resto les da igual. Este pensamiento es muy común entre los consumidores, cuando una empresa o producto (sea del sector que sea) es de las más conocidas en su sector. Pero, en el caso de Martín Códax por lo menos, es un pensamiento totalmente erróneo; y os vamos a explicar por qué.

Les importa mucho la calidad del producto que ofrecen, por eso se comprometen con cada uno de los viticultores (sea socio o no) que aportan sus uvas, y colaboran con ellos para mejorar los cultivos y que las uvas que produzcan sean de mayor calidad. Tienen una plataforma y un equipo por detrás que gestiona todo esto, aportando información, herramientas, y la ayuda que sea necesaria. Y para dar importancia a todo esto, en el momento de recogida de la uva, a cada viticultor se le paga la uva en función de la calidad de la misma.

Pero no acaba ahí. Además de elaborar sus vinos más conocidos, tienen laboratorios, donde los enólogos están en constante investigación, para mejorar la calidad de sus vinos o elaborar un vino nuevo, de una calidad superior que sea distinto a lo que ya tienen en el mercado. Prueba de ello es su nuevo vino Vindel, un vino totalmente diferente y que no han sacado al mercado hasta el año pasado. Además, como ha pasado con alguno de sus vinos (p.e.: Gallaecia), si algún año no se dan las condiciones climáticas adecuadas para que la uva tenga la calidad necesaria, no se saca al mercado esa añada del vino.

Viendo el cuidado que tienen con los productos que elaboran, ya se puede ver lo importantes que son para ellos sus vinos. Pero todavía hay más. Durante la visita, en todo momento, cada una de las personas del grupo Martín Códax que nos acompañó, nos demostraron un amor por lo que hacen, que pocas veces hemos visto. Creen en lo que hacen, y les gusta, y no es sólo su trabajo sino que es su pasión.

Al final el vino es cuestión de gustos, y puede que los vinos que se elaboran en cada una de las bodegas de la S. Coop. Martín Códax, os gusten o no, pero si os podemos asegurar, que cada uno de esos vinos está elaborado con mucho amor, desde la vid hasta la botella.

Enoturismo

Visita Bodegas Martín Códax

publicado por Alex García 30 Marzo, 2015 0 comentarios

La segunda jornada de la visita a las Bodegas Martín Códax se desarrolló en Cambados (Pontevedra), localidad en la que se encuentran dichas bodegas. El jueves, tras la plantación de los árboles con FAPAS, nos dirigimos a Cambados donde pasaríamos la noche.

La llegada a Cambados se produjo a la hora de cenar, por lo que acudimos a Yayo Daporta, un restaurante situado en el centro del pueblo, con una cocina moderna. La cena se compuso de un menú muy variado en el que el mar fue el protagonista; no podía haber sido de otra forma estando en las Rías Baixas. Empezamos con una mouse de coliflor, berberechos, albahaca y reducción de café, para continuar con un caldo gallego. La cena continúo con un carpaccio de vieira, seguido de mejillones en tempura. En este momento, el chef decidió servirnos un plato sorpresa, croqueta de erizo. Como plato final, nos presentaron una merluza rebozada con panko, verduritas salteadas y mayonesa de chile jalapeño. Todos estos platos, estuvieron acompañados de diferentes vinos de Bodegas Martín Códax (Organistrum, Martin Codax Lias y Vindel). Para el postre, el chef nos había preparado, mouse de queso de tetilla con espuma de membrillo y reducción de licor cafe en primer lugar, seguido de infusión de frutos rojos, con helado de queso fresco. Para acompañar el postre se optó por un vino L.B.V. de Oporto, Quinta Seara d’Ordens.

Tras una cena ligera pero completa, nos retiramos a descansar al Hotel Real Ribadomar. Un pequeño hotel en el centro del pueblo, con mucho encanto. Sus habitaciones son grandes y cuidan todos los detalles.

Al día siguiente, nos dirigimos en primer lugar a ver algunos de los viñedos de las Bodegas Martín Códax, empezando por el viñedo de I+D+I. Un viñedo en el que experimentan con diferentes formas de plantar las vides además del emparrado, que es la forma habitual en la D.O. Rias Baixas. Nos explicaron también que la mayoría de viñedos en la zona, son muy pequeños, de menos de una hectárea, debido a las divisiones que se realizan al repartir herencias. Por eso el segundo viñedo que visitamos, se encontraba en la parte de atras de la casa de uno de los viticultores de las bodegas, y pudimos ver parras de 80 años.

La siguiente parada de la visita fue en las instalaciones de las Bodegas Martín Códax, donde nos recibieron con su espumoso Alba Martín, en la terraza. Después pasaron a enseñarnos el resto de las instalaciones, hasta llegar al laboratorio, donde experimentan con distintas vinificaciones, para intentar encontrar vinos de calidades extraordinarias, o mejorar la calidad de su gama de vinos. Aqui en el laboratorio, nos permitieron catar los vinos de su proyecto de subzonas con vinos de tres de las subozonas de la D.O, Rías Baixas, vinos elaborados exclusivamente con uvas cultivadas en cada una ellas, O Rosal, Slanés y Condado. Pudimos apreciar las características diferenciadores que introducía cada una de las subzonas en el vino, más salinidad, más acidez, difícil decidir uno de los tres ya que cada uno destacaba un aspecto diferente.

visita bodegas martin codax

Después realizamos otra cata, en esta ocasión de los vinos de la gama de las Bodegas Martín Códax. El primero fue Martín Códax, el buque insiginia de las bodegas y un vino muy característico de la D.O. Rías Baixas. A continuación probamos Martín Códax Lías, un vino que le introduce notas lácticas al anterior, y le aporta una calidad añadida. En tercer lugar catamos Organistrum, un vino distinto ya que fermenta en barrica de madera y tiene una crianza de entre 3 y 4 meses, también en barrica de madera. Esto le aporta al vino notas tostadas y de madera, que se integran a la perfección con las características típicas de la uva albariño. El cuarto vino fue Vindel 2012, la primera añada de este vino. Un vino de una calidad superior y con el que han querido presentar algo totalmente diferente y exclusivo. Fruta madura, como manzana, integrada con especias y notas lácticas. Un vino que evoluciona a la perfección en botella. Por último, un vino que recibe tantos elogios como críticas, ya que o gusta mucho o no gusta nada, Martín Codax Gallaecia, con cierta tanicidad que llega a inducir a error pensando que ha tenido crianza en madera. Este vino que gana mucho si se decanta.

Para acabar con el viaje, nos llevaron a comer al Restaurante A Traiña, donde pudimos degustar la comida más típica de la zona de las Rías Baixas, el marisco. Comenzamos con un centollo, con un gusto exquisito. Continuamos con unas navajas y unas almejas, que también resultaron un éxito. Para terminar, pescado a la plancha, entre los que había Lubina y Rodaballo. Todo ello acompañado de varios de los vinos de las Bodegas Martín Códax. Para el postre nos pusieron un variado de dulces, entre los que no podía faltar la tarta de Santiago.

La visita llegó a su fin, y nos encaminamos al aeropuerto para regresar a Madrid. Hora de hacer balance, y sacar conclusiones de la visita, las cuales os las contaremos en el próximo artículo.

Enoturismo

Visita Bodegas Cuatro Pasos

publicado por Alex García 23 Marzo, 2015 0 comentarios

Los días 12 y 13 estuvimos visitando las Bodegas Cuatro Pasos y las Bodegas Martín Codax, acompañados de 3 amigos del mundo del vino Pedro Ignacio Altamirano de Diario de Vinos, Paco Higón de Verema y Sara Morillo, de la revista Traveler.

El viaje comenzo el jueves con la visita a las Bodegas Cuatro Pasos en Cacabelos (León). En primer lugar, nos llevaron a ver algunos de los viñedos, mientras nos explicaron la peculiaridad de la zona, y el tipo de viñedo que podíamos encontrarnos. Todo vides bajas que no levantan más de un metro del suelo. Después nos trasladamos a la nave de elaboración, donde tuvimos la suerte de ver parte del proceso de embotellado y etiquetado de algunos de los vinos de las bodegas. Nos enseñaron los diferentes depósitos donde fermentaban el mosto, y nos explicaron cuál es el proceso que siguen para conseguir los caldos.

Para continuar, fuimos a lo que fue la primera bodega de Bodegas Cuatro Pasos, y que ahora utilizan como centro de enoturismo y de crianza y que está en el centro del pueblo. Aquí nos enseñaron las salas de barricas, una de las cuales es un antiguo depósito de vino de hormigón de 100.000 litros. También vimos otros depósitos de hormigón más pequeños y que intenteron utilizar en sus inicios, pero los depósitos sufrieron algunos daños y tuvieron que desestimar esa opción. Como punto final a la visita del centro de enoturismo de Bodegas Cuatro Pasos, realizamos una cata de su gama de vinos.

Comenzamos la cata con el Cuatro Pasos Rosado 2014, un vino que nos sorprendió a todos los asistentes, y del que destacamos su elegancia y frescura; nos pareció un vino espectacular.

El segundo vino en aparecer, fue Pizarras de Otero, del que pudimos probar su añada 2013 y también la 2014, embotellada unos días atras. Pudimos comparar ambas añadas, y aunque el 2013 había evolucionado bastante bien, el 2014, dejaba entrever, ya que llevaba pocos días embotellado no se apreciaba al 100%, las diferencias provocadas por el efecto añada que daría un vino de mayor calidad.

El tercer vino fue Cuatro Pasos, y del cual también probamos 2 añadas diferentes, 2011 y 2012. La evolución que había sufrido el 2011 en botella le daba un toque elegante y con una madera muy bien integrada. El 2012, pese a llevar también pocos dás embotellado, pudimos apreciar, que necesitaría de unos meses de evolución en botella para llegar a su punto algido de calidad, pero que ya dejaba unas notas en la boca, que hacían presagiar un buen vino.

En cuarto lugar catamos Cuatro Pasos Black de 2011, un vino con 8 meses de barrica. En nariz dejaba notas de fruta roja madura, integradas con aromas tostados. En boca, aunque los sabores más intensos eran los derivados de la madera, tenía un fondo afrutado.

Por último, probamos el Martín Sarmiento 2011, una añada que todavía no está en el mercado. Aunque es un vino en la linea del anterior, tenían unas notas diferenciadoras que le aportaban mayor calidad y que pudimos apreciar, pese a que le faltaban unos meses de crianza en botella. Más taninos, pero sin llegar a ser pesados, y bien integrados con notas minerales y frutales.

De los vinos que probamos, nos quedamos con el Cuatro Pasos Rosado, del cual no esperabamos un vino de semejante calidad, y tanto el Cuatro Pasos Black como Martín Sarmiento nos gustaron mucho, y elegiríamos uno u otro dependiendo de la ocasión.

Tras la cata en Bodegas Cuatro Pasos, nos dirigimos a comer a la Moncloa de San Lazaro, un restaurante muy rustico, situado a pocos metros de las Bodegas Cuatro Pasos. En este restaurante nos atendieron muy bien, y pudimos degustar la gastronomía típica de El Bierzo. Un poco de embutido, entre el que no podía faltar la cecina, para abrir boca, junto con pimientos asados; seguido de empanada de batallón típica de la zona, y como plato fuerte, un tradicional botillo servido con garbanzos, repollo y cachelos. De postre, para aligerar un poco, una crema de limón con castañas. Una comida muy buena, y contundente.

Visita bodegas cuatro pasosPara terminar la visita a Cacabelos, y bajar un poco la comida, nos llevaron a conocer a FAPAS, el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes, y que en la zona de El Bierzo, están realizando tareas para la conservación del Oso Pardo. Con ellos fuimos a plantar unos cerezos de 3 años, para proporcionar alimento al Oso Pardo una vez termina su hibernación. Una experiencia con la que disfrutamos mucho.

Con este evento con FAPAS, terminó la visita a Bodegas Cuatro Pasos en Cacabelos, e iniciamos el camino rumbo a Cambados, donde visitaríamos las Bodegas Martín Códax.