Mostrar categoría

Mezclas

mezclas con vino
Mezclas

Mezclas con vino

publicado por Alex García 22 Marzo, 2013 5 Comentarios

En la entrada de hoy, me gustaría hablar de las mezclas con vino, que he conocido a lo largo de mi vida. Aunque el vino por si sólo está muy bueno, hay bebidas muy populares en este país que se preparan mezclando el vino con refrescos, o licores.

La primera de las mezclas con vino que me gustaría mencionar, es originaria de la región en la que nací, y aunque tiene poca antigüedad esta extendida por todo el país. Hablo del kalimotxo. Esta bebida se inventó sobre los años 70, en Bizkaia. La preparación del kalimotxo se hace a base de vino tinto y Coca-Cola, en cantidades iguales y hielo. Es muy típico entre los jóvenes utilizar el vino que viene en cartones para preparar el kalimotxo, porque es más barato. También hay personas que se tirarían por un puente antes de ver mezclar un rioja de gran calidad con cualquier otra bebida. Pero al final es cuestión de gustos, y cierto es que cuanto mejor sea el vino, más rico estará el kalimotxo. Aunque yo personalmente soy de los que prefiere apreciar los sabores de un buen vino sin mezclarlo.

La segunda bebida de la que me gustaría hablar, me recuerda a mi preadolescencia, ya que la conocí un verano en Zamora, en las fiestas de un pueblo. La gente se reune en peñas, y era típico que estas peñas ofrecieran sangría a quien las visitara. Es una de las mezclas con vino más antiguas de nuestro país, se calcula que se consume en España desde principios del siglo XIX. Si es verdad que es frecuente encontrar ya preparados de sangría en las tiendas, al menos antes lo era, no hay nada como una buena sangría casera. Una de las posibles recetas de la sangría es utilizar vino tinto, azucar, rodajas de naranja y limon, todo mezclado se deja reposar un par de horas para que el vino coja el sabor de la fruta, y luego se puede añadir refrescos de limon o naranja, o incluso hay quien prefiere echarle un chorrito de algún licor como brandy; no olvidar el hielo para que sea más refrescante. Al final al gusto de quien la prepare, que para eso se lleva el trabajo.

La tercera mezcla que voy a explicar, me lleva hasta Madrid, aunque originaria de Andalucía, yo la probé por primera vez en la capital española. El rebujito, una bebida muy apropiada para un verano caluroso. Es una bebida bastante antigua también aunque algo más reciente que la sangria. Se dice que los ingleses lo consumían en Andalucía a finales del siglo XIX, cuando era conocida con el nombre de Sherry Cobbler. En la actualidad hay gran variedad de combinaciones para preparar un rebujito, dependiendo de la zona de Andalucía en la que te encuentres. Yo lo he probado con vino manzanilla, aunque también es típico hacerlo con vino de jerez. Se echa 1/3 de vino, y 2/3 de Seven Up, y mucho hielo picado. Una bebida muy refrescante, y una de mis mezclas con vino preferidas.

No puedo dejar de mencionar una de las mezclas con vino más típicas a la hora de la comida, el vino con gaseosa. Aunque para muchas personas sea una mezcla poco llamativa, para otras es una bebida que les ayuda a apaciguar su sed. Parece que esta mezcla esta desapareciendo de nuestro país, aunque lo que en realidad ha pasado, es que se le ha dado otro nombre, tinto de verano. Su preparación se hace a base de vino tinto y gaseosa en la misma cantidad y hielo. Esta bebida está cada vez más extendida, y más de una marca de refrescos, comercializa el preparado. Puede, que cada vez, oigamos menos las palabras de vino con gaseosa en una mesa, pero esta bebida seguirá estando ahí con el nombre de tinto de verano.

En Madrid en esta última época, se está poniendo de moda una mezcla con vino originaria de Italia, más en concreto de la zona de Venecia y Trieste, hablo del spritz. Se trata de una bebida elaborada con un 40% aproximadamente de vino blanco seco, agua con gas o agua de Seltz y Aperol (bebida alcohólica de origen italiano). En ocasiones el vino blanco utilizado puede ser prosecco, y pueden verse también diversas variantes de la receta, pero todas tienen que tener en común el color anaranjado característico del spritz.

Estas son las mezclas con vino con las que me he encontrado hasta el día de hoy. Cada una de ellas tiene mutliples variaciones, ya que al final cada persona tiene gustos diferentes.

Seguramente existan otras mezclas con vino, y es que el vino pega con todo. Es por ello que me gustaría animaros a los que leais este post, que comenteis si conoceis otras bebidas que se hagan con vino, y así podamos conocerlas todos, ya sean mezclas con vino propias o una mezcla típica en vuestra región.