Acerca del vino

Diferencia entre vinos tranquilos y generosos

publicado por Alexander García 15 marzo, 2018 0 comentarios
diferencia entre vinos tranquilos y generosos

Hoy me gustaría explicar la diferencia entre vinos tranquilos y vinos generosos. Aunque pueda parecer una diferencia obvia, muchos consumidores de vino no están todavía familiarizados con estos dos conceptos, dos conceptos que por otro lado son muy sencillos de entender.

Los vinos tranquilos son la mayoría de los vinos que bebemos a diario. Estos vinos son aquellos que el mosto pasa por una fermentación alcohólica, que es la que convierte el azúcar en alcohol, y después, pueden pasar por otros procesos como fermentación maloláctica o crianza (Según decida el productor) hasta su embotellado. El estilo de estos vinos puede ir desde seco a muy dulce.

  • Secos: La mayoría de los vinos tranquilos son secos, son los vinos en los que se permite que durante la fermentación se convierta todo el azúcar en alcohol. Rioja o Ribera del Duero son dos ejemplos de vinos tranquilos secos, por mencionar dos de las Denominaciones de Origen más conocidas de nuestro país.
  • Dulces: Los vinos dulces son aquellos en los que el vino tiene cierto contenido de azúcar, dependiendo de la cantidad, podrá decirse semiseco, semidulce, dulce o muy ducle. Estos vinos pueden elaborarse con uvas sobremaduras o incluso uvas afectadas por botrytis. En la mayoría de casos, no se consume todo el azúcar durante la fermentación, bien porque se provoca, o bien porque las levaduras mueren debido al contenido de alcohol o azúcar. Los ejemplos más conocidos de vinos dulces tranquilos pueden ser los vinos de Tokaji y Sauternes. En España también se hacen vinos tranquilos dulces, pero suelen ser bodegas concretas.

Los vinos generosos, son aquellos vinos que durante la fermentación o después, son encabezados. El proceso de encabezado, no es otra cosa que añadir alcohol vínico, con el objetivo de parar una fermentación o de dar un carácter específico al vino. Dentro de este tipo de vinos también existen vinos secos o dulces.

  • Secos: Estos vinos son encabezados al acabar la fermentación, cuando se ha consumido todo el azucar. El mayor ejemplo en España son los vinos de Jerez, en concreto el Fino, Oloroso, Amontillado o Palo Cortado. Estos vinos son encabezados hasta alcanzar un grado alcohólico de 15% para el Fino, Amontillado o Palo Cortado, o de 17% para los Olorosos. El Amontillado suele sufrir un segundo encabezado para alcanzar un grado alcohólico de 17%.
  • Dulces: Estos vinos suelen ser encabezados durante la fermentación, con el objetivo de parar la fermentación antes de que se haya consumido todo el azúcar. En España, dentro del marco de Jerez están el PX (Pedro Ximénez) o el Moscatel, dos estilos de vino generoso dulce. Otros vinos de este estilo muy conocidos son los Oporto. estos vinos son encabezados hasta alcanzar un grado alcohólico de entre 19% y 22%.

En resumen, los vinos generosos son aquellos vinos que han sido encabezados, y por consiguiente, en la mayoría de los casos, tienen un grado alcohólico más alto, y los vinos tranquilos son aquellos en los que el alcohol es generado mediante una fermentación natural y no contienen burbujas.

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario