Conservación del vino

conservacion del vino

Uno de los mayores problemas de todos aquellos a los que nos gusta el vino, es como conservar el vino en casa, para que no pierda sus propiedades y su calidad. Es por esa razón que desde Tour y Vino os presentamos una guía, con unas pautas que cumplir para una buena conservación del vino en nuestras casas.

En primer lugar, vamos a detallar las condiciones básicas que es necesario cumplir, para una correcta conservación del vino, independientemente del lugar donde se guarde el vino.

  • Es necesario mantener una temperatura constante con una variación máxima diaria de 1ºC.
  • La temperatura deberá estar entre los 10ºC y los 18ºC.
  • Una humedad relativa entre 70% y 80%.
  • No debe incidir la luz directamente sobre las botellas. La luz del sol provoca que en el vino se inicien ciertas reacciones químicas.
  • Debe ser un lugar con ventilación y alejado de las vibraciones.
  • Colocar las botellas en posición horizontal, para que el vino esté en contacto con el corcho y lo mantenga húmedo.
  • Colocar las botellas separadas individualmente para que al sacar una, no sea necesario mover otras. Una buena opción es un botellero.

Una vez entendidas las condiciones anteriores, queremos ayudaros en la elección del mejor lugar de la casa, para la conservación del vino. Aunque hay que tener en cuanta que para cumplir con lo explicado anteriormente, hay ciertas herramientas que nos pueden ayudar, si no encontramos el espacio idóneo.

Sótano o trastero

Si vivís en una casa o piso que tenga sótano o trastero (boardilla no es recomendable porque suelen alcanzar temperaturas más altas, sobre todo en verano), es una muy buena opción. Pero es necesario que el sótano o trastero tengan ventilación, una ventana pequeña o unas rejillas amplias en la puerta son suficientes.

Si el trastero o el sótano cumple con esta primera condición de la ventilación, entonces, el siguiente paso es elegir el lugar del trastero o sótano donde queréis almacenar las botellas, para lo cual hay que tener en cuenta algunos aspectos. Debe ser un lugar lo más oscuro posible; en el caso de los trasteros que suelen ser pequeños, es fácil que al encender la luz del trastero, esta luz incida directamente en las botellas. Al no tratarse de luz natural no es tan problemática, y además el tiempo que suele estar encendida ser muy corto. Pero si aun así queremos evitar cualquier tipo de luz (que siempre es conveniente), se puede optar por poner una cortina delante del botellero, para que no llegue luz hasta las botellas. El otro aspecto a tener en cuenta, y también muy importante, es que el botellero debería estar alejado de cualquier otro electrodoméstico que esté en funcionamiento, como calderas, lavadoras, secadores, etc; ya que pueden variar la temperatura de la zona y provocar vibraciones, cuando están en funcionamiento.

Una vez se tiene elegido el lugar, se deben tomar las medidas oportunas para comprar o fabricar un botellero que permita almacenar las botellas individualmente.

Adicionalmente, es conveniente tener un termómetro y un higrómetro, para controlar la temperatura y la humedad del lugar. La temperatura no suele ser un problema en sótanos o trasteros, ya que suelen tener una temperatura muy constante durante todo el año, y normalmente por debajo de los 20ºC. Aún así, si en vuestro caso, la temperatura si es un inconveniente, siempre podéis utilizar algún aparato de aire acondicionado, o un ventilador pequeño de bajo consumo, para reducir la temperatura. Es indispensable tener cuidado con que aparato se elige, porque si su consumo eléctrico es muy alto, disparará el gasto de luz, y entonces es más conveniente la siguiente solución de la que os hablemos.

En cuanto a la humedad, existen tanto humidificadores (para subir la humedad) como deshumidificadores (para disminuir la humedad), que consumen muy poco, y que pueden ser una herramienta muy útil para conservar una humedad de entre el 70% y el 80%.

conservacion del vinoVinoteca

Si no disponéis de trastero o sótano, o estos no reúnen las condiciones adecuadas para una correcta conservación del vino, entonces la solución más viable es una vinoteca. Estos aparatos, son neveras especializadas para vino, que permiten regular la temperatura de su interior, y su tamaño puede ser bastante pequeño.

Existen vinotecas que pueden contener desde 6 botellas, hasta más de 60 botellas y su consumo eléctrico suele ser muy bajo, menos incluso que una nevera convencional. Los precios de estos electrodomésticos son muy variados, desde los 90€, hasta más de 800€ que puede valer una de 60 botellas. El precio dependerá de la capacidad, y las funciones de la misma.

Para escoger una vinoteca, es muy importante tener elegido el lugar de la casa donde se va a colocar. Ya que existen dos tipos principales de tecnología, y las condiciones y tamaño de la estancia en la que se instale la vinoteca, son importantes.

  • Vinoteca termoeléctrica: No provocan vibraciones y el nivel de ruido que emiten es muy bajo, además no utiliza refrigerantes ni otros productos químicos que pueden ser nocivos. Las vinotecas con esta tecnología, tienen un consumo eléctrico muy bajo y permiten mantener la temperatura interior más estable. Esta tecnología es la solución a elegir si el espacio del que se dispone es reducido ya que permite la fabricación de vinotecas más pequeñas. Pero no son todo ventajas, el sistema de refrigeración no es tan potente, y depende de la temperatura ambiente, sin poder mantener una temperatura interior más de 15ºC inferior a la de la estancia (si la temperatura ambiente es de 25ºC, la vinoteca como mucho podrá mantener los 10ºC). Por eso no son recomendables para estancias muy calurosas, donde se puedan alcanzar temperaturas superiores a los 30ºC.
  • Vinoteca con compresor: El principal problema de estas vinotecas es el tamaño, es muy dificil encontrar vinotecas con este sistema, con una capacidad inferior a las 16 botellas. Además aunque se ha conseguido reducir notablemente el ruido de los compresores, es posible que todavía emitan pequeñas vibraciones que pueden afectar al vino. Pero si se van a colocar en un local con altas temperaturas (por encima de los 26ºC), sería la mejor opción, ya que tienen mayor poder de enfriamiento, y no se ven afectadas por la temperatura ambiente.

Como veis, lo que más afecta a la hora de elegir la vinoteca, son las temperaturas máximas de la estancia en la que se van a colocar, y por supuesto, el espacio del que disponemos. La humedad no es tan importante ya que existen algunas vinotecas que favorecen el mantenimiento de la humedad en el interior, pero también existen trucos, como meter un vaso pequeño con agua dentro durante unos días para que la humedad suba. Eso si, una humedad muy alta en la estancia (por encima del 90%), podría afectar al funcionamiento y a la vida útil de nuestra vinoteca.

También es importante que el sol no incida directamente sobre la vinoteca, ni colocarla cerca de otros electrodomésticos que pueda producir vibraciones, ya que esto afectaría a la conservación del vino.

conservacion del vino

En casa

Si no disponéis de sótano o trastero, y tampoco tenéis la posibilidad de comprar una vinoteca, queremos daros unas posibles ubicaciones para conservar el vino en casa.

Como ya sabéis debe ser un sitio que no le incida la luz directamente, por lo que un armario podría ser la mejor opción para la conservación del vino en casa. Pero este armario debería de cumplir unos requisitos. Al armario no puede darle el sol directamente, ni estar cerca a un radiador o estufa, ya que esto puede provocar que la temperatura de su interior suba. Lo ideal sería que la temperatura de la habitación no varíe en exceso, para que así en el armario tampoco varíe, y no superar los 24ºC. El armario siempre puede tener una temperatura de entre 2ºC y 5ºC inferior a la de la estancia (en temperaturas elevadas), dependiendo del tipo de armarios.

La cocina y el baño, no son lugares a tener en cuenta, ya que son estancias en las que suele haber mucha variación de temperatura. En la cocina además, suele haber muchos olores, que podrían afectar negativamente al vino.

También hay que tener en cuenta las vibraciones, por eso no debería estar en la misma estancia que otros electrodomésticos como lavadoras o neveras. Y las vibraciones, son la razón para que debajo de la cama en la que duerme alguien, tampoco sea el lugar más adecuado.

Teniendo en cuenta todo esto, las mejores opciones para la conservación del vino en casa parecen ser un armario en una habitación de invitados, que no se suela utilizar mucho, o una despensa en la que no se almacenen alimentos que puedan emitir olores. Un armario en el salón, podría valer siempre y cuando no sufra grandes variaciones de temperatura.

El tema de la humedad en este caso se puede solucionar de la misma manera que en un sótano o trastero.


Hasta aquí las recomendaciones más importantes a tener en cuenta, para la conservación del vino en una casa o un piso. En nuestra opinión, las condiciones ideales serían tener un trastero o sótano, en el que poder instalar una vinoteca de al menos 24 botellas. Pero como decimos, son las condiciones ideales, y no todos tenemos esa posibilidad. En nuestro caso tenemos una vinoteca termoeléctrica, de 8 botellas, en casa ya que no disponemos de trastero ni sótano. Eso si, hemos tenido en cuenta, que no esté cerca de radiadores, ni cerca de electrodomésticos que puedan emitir vibraciones.

Ahora es el momento para que encontréis vosotros el lugar más adecuado de vuestra casa para la conservación del vino, que si seguís las recomendaciones anteriores, seguro que no tendréis problemas con el vino. Como en otras ocasiones, estamos a vuestra disposición, para cualquier duda que podáis tener respecto a la conservación del vino, o si no estáis seguros de que el lugar que habéis elegido sea el más adecuado.

Deja un comentario