Cata de vinosEnoturismo

Premios Envero 2017

publicado por Alex García 22 Mayo, 2017 0 comentarios
premios envero 2017 5

Este fin de semana he podido disfrutar de la experiencia de asistir a los Premios Envero 2017, que en esta ocasión celebraban su XX edición, y su cuarta edición en el formato 1000 no se equivocan.

Para aquellos que no conozcáis los Premiso Envero, se trata de un concurso de cata a ciegas, en el que se eligen los mejores vinos de la Denominación de Origen Ribera del Duero, en las categorías de, rosado, tinto joven, tinto joven roble, tinto crianza, tinto reserva y alta expresión. Desde hace 4 años están realizando el concurso en un formato nuevo en el que 1000 catadores tanto profesionales como amantes del vino, valoran los vinos que se presentan.

A la mesa en la que me toco sentarme durante los Premios Envero le tocó catar 5 tintos jóvenes en un primer turno, y 4 tintos crianzas en el segundo turno. Rodeado de muy buena gente, y una presidenta de mesa espectacular, pude disfrutar de una gran cata, en la que compartimos nuestras opiniones. Y pese a que a nivel personal me gustan más los tintos crianza o reserva, pude apreciar la calidad que pueden llegar a ofrecer los tintos jóvenes.

Los ganadores de los XX Premios Envero fueron:

  • Categoría ROSADO: Raíz de Guzmán 2016 de Bodegas Raíz y Quesos Páramo de Guzmán
  • Categoría TINTO JOVEN: Morozán 2016 de Bodega la Asunción de Nuestra Señora
  • Categoría TINTO JOVEN ROBLE: Tudanca 2015 de Bodegas Tudanca
  • Categoría CRIANZA: Tres Matas 2014 de Bodegas y viñedos Vega de Yuso
  • Categoría RESERVA: Tres Matas 2013 de Bodegas y viñedos Vega de Yuso
  • Categoría ALTA EXPRESIÓN: Antonino Izquierdo – vendimia seleccionada 2012 de Bodegas Izquierdo

Pero como se trataba de la XX edición, este año los Premios Envero no acabaron después del concurso, si no que por la tarde estaba programado  el Enverofest. A partir de las 19:00 pude disfrutar en la plaza Mayor, de música en directo acompañada de vinos de algunas bodegas de la zona. Aunque antes de este festival, no quise perder la oportunidad de visitar una de la muchas bodegas subterráneas que hay bajo el suelo de Aranda de Duero.

No me podía ir de Aranda de Duero sin probar el lechazo, por lo que para cenar decidí ir al restaurante Lagar de Isilla, donde pude disfrutar de un gran lechazo asado, maridado con un vino rosado de la propia bodega El Lagar de Isilla. Un maridaje sugerido por la presidenta de la mesa de cata de los Premios Envero, y que  resulto muy bueno.

Para dormir, aproveché para alojarme en el hotel de la Bodega Finca Torremilanos, y así a la mañana siguiente visitar su bodega. Un hotel precioso, a unos 6 kilomentros del centro de Aranda de Duero, donde disfrutar del vino escuchando sólo el sonido de los pájaros. Además está rodeado de las 190 hectareas de viñedo que tiene la bodega. Pude disfrutar mucho de la visita a la bodega, y probar sus vinos ecológicos que tienen una muy buena calidad.

Ha sido un fin de semana en el pleno corazón de la D.O. Ribera del Duero, del que he podido disfrutar de lo mejor de la zona en cuanto a comida y vino. Si todavía no tienes la suerte de conocer esta zona, no esperes más y preparate un viaje, porque seguro que disfrutarás. Y si necesitas algún consejo, no dudes en contactar conmigo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario