Etiqueta

botellas Magnum

Acerca del vino

Botellas Magnum

publicado por Alex García 6 Agosto, 2013 2 Comentarios

El otro día, fuimos a comprar un vino para hacer un regalo. Sabíamos la Denominación de Origen de la que queríamos el vino. Estuvimos mirando durante mucho tiempo, y encontramos vino en formato de botellas Magnum. No era la primera vez que veíamos este tipo de botellas, pero como era para un regalo, quisimos informarnos mejor de las diferencias en cuanto a calidad, del formato Magnum y del de tres cuartos (como comunmente se conoce a las botellas de 0,75 litros).

Las botellas Magnum aparecieron con la fabricación industrializada de botellas de cristal, a finales del siglo XIX. Hasta entonces las botellas se habían fabricado a mano. Con la fabricación en industrias, el proceso se hace más fácil, y se pueden hacer botellas de distintos tamaños.

Las botellas Magnum tienen 1,5 litros, el doble que las que utilizamos comunmente. El único problema es que para abrir una botella de este tamaño, es mejor estar un grupo de 5 o 6 personas. Pero lo demás son todo ventajas.

En primer lugar, el vino en las botellas Magnum se conserva mejor. Hay doble cantidad de vino, y más o menos la misma cantidad de oxígeno, que en una botella de tres cuartos. Por lo que la superficie que está en contacto con el oxígeno es menor. Esto hace que el vino evolucione más lentamente y conserve mejor sus aromas, su cuerpo y su sabor.

Es destacable también que al contener mayor cantidad de vino, las botellas Magnum, necesitan más tiempo para adaptarse a una temperatura, por lo que son menos supceptibles a los cambios de temperatura.

botellas magnumLa cantidad de vino, ayuda también a que éste contenga mayor cantidad de partículas, encargadas de dar sabor y olor al vino. Por eso es normal que haya diferencia de aromas y sabores entre un mismo vino en botella Magnum que uno en botella de tres cuarto. El sabor del vino en botellas Magnum será más completo.

Estas son las razones por las que las bodegas, embotellan en este formato, sólo sus vinos crianzas y reservas, vinos de gran calidad. Además suelen acompañarlas de cajas más vistosas, en ocasiones incluso de madera, lo que hace de las botellas Magnum, un regalo muy vistoso.

Hay otros tamaños, aunque no tan comunes, entre los que podemos nombrar:

  • Doble Magnum o Jeroboam: 3 litros.
  • Rehoboam: 4,5 litros.
  • Mathusalem: 6 litros.
  • Salmanazar: 9 litros.
  • Balthazar: 12 litros.
  • Melchor: 18 litros.
  • Primat: 27 litros.