Etiqueta

ingredientes

CuriosidadesVinos caseros

¿Cómo hacer un buen vino o licor casero?

publicado por Alex García 20 Diciembre, 2011 0 comentarios

Ninguna sobremesa familiar o de negocios está completa sin una copa de buen
licor o vino. En tiempos pasados, se acogía al visitante con pan y vino, ambos elaborados por los dueños de la casa, acompañados de una buena comida. ¿Por qué no volver a disfrutar del calor y el sabor propios de lso vinos y licores caseros?

Algunos me habéis pedido información sobre aguardientes y vinos caseros. Bueno, pues después de documentarme sobre el tema, os traigo información acerca de algunos caldos que podéis elaborar en casa, y que seguro que encantarán a todo el mundo. 

He decidido empezar hablándoos de la hidromiel, posiblemente la primera bebida alcohólica bebida por el hombre. Su solo nombre evoca a épocas pasadas, a rudos vikingos  bebiendo y festejando en grandes salones. Si queréis saber que sentían estos bravos guerreros cuando bebían hidromiel, solo tenéis que seguir estos pasos:

Ingredientes:

  • Un litro y medio de vino tinto añejo
  • Siete litros y medio de agua
  • Dos kilos y medio de miel pura
  • Una gasa con ramas de canela molidas y clavos de olor

Preparación:

Primero, debe mezclarse la miel con el agua en un recipiente, y dejar cocer en el fuego hasta que se haya formado una especie de almíbar algo espeso y bien consistente, cuidando siempre de ir quitando la espuma constantemente.

El líquido resultante debe ser dividido en dos partes: una se coloca en un frasco de cristal y se deja reposar en un lugar fresco y seco, y la otra se pone en un barril pequeño que se debe llenar únicamente hasta la mitad. Se coloca encima de un trípode o taburete y se tapa la abertura superior con un lienzo grueso o tela.

Se deja fermentar el contenido del barril durante tres meses. Durante ese tiempo irá saliendo una espuma espesa, que se recogerá en un recipiente puesto debajo. A medida que vaya cayendo dicha espuma, debe ir añadiéndose el líquido del frasco de cristal.

licor-casero

Una vez que la fermentación finalizó, se añade el vino y también la gasa con las especias. Lo recomendable es dejar esta hidromiel en el barril un año antes de envasar y filtrar. Incluso se aconseja dejar otro año más de reposo para obtener un sabor perfectamente redondo, pues este vino es más exquisito con el paso del tiempo.

Poco a poco os iré aportando más información acerca de más vinos, licores y otros brebajes caseros. Hasta la próxima.