Etiqueta

yalocatoyo

Cata de vinos

Cata de Bodegas Barcolobo

publicado por Alex García 17 Marzo, 2015 1 comentario

El pasado Martes 10, Tour y Vino acudió a un evento organizado por Alvaro Cerrada de Yalocatoyo, donde nos presentaron los vinos de Bodegas Barcolobo, situada en la Reserva Natural “Riberas de Castronuño-Vega del Duero”, y adscrita a la Indicación Geográfica Vinos de la Tierra de Castilla y León. El evento se desarrollo en el Restaurante Metro Bistro.

Para comenzar la velada tenían preparado un acto más informal en la zona de barra del restaurante, donde nos presentaron brevemente las Bodegas Barcolobo, y pudimos catar 3 vinos base, con 3 meses de crianza en barrica, y que tras un periodo más largo de crianza, acabarán dando el Barcolobo Crianza. Estos 3 vinos base estaban elaborados cada uno con una variedad de uva diferente. El primero era Syrah, a continuación Cabernet Sauvignon y por último la variedad principal en los vinos de Bodegas Barcolobo, la Tinta de Toro. Para terminar este primer acto, catamos el Barcolobo Crianza 2012, que todavía no está en el mercado, y que tras ver las diferencias de olores y sabores de sus vinos base, pudimos apreciar las diferencias con el producto final y su armonía. Este crianza se compone de un 13% de Syrah, 5% Cabernet Sauvignon y un 82% de Tinta de Toro. Un vino con olor intenso a fruta madura, que destaca también en boca, y una madera muy bien integrada.

La segunda parte del evento, se desarrolló en la parte de abajo del Restaurante Metro Bistro, donde están preparando unas salas de cata. Aquí probamos los 4 vinos que componen la oferta de Bodegas Barcolobo, acompañados de unos platos que nos preparó el chef del restaurante.

El primer vino en salir a escena fue el Barcolobo Lacrimae Rerum 2014, el vino rosado de las bodegas, con aromas intensos a frutas, y en boca, destaca también la fruta, acompañada de una ligera acidez, que aportan frescura a Lacrimae. Para acompañar este vino, el chef nos preparó una crema templada de calabaza, y una tabla variada de quesos. Un maridaje un poco diferente, en el que pudimos ver que la crema maridaba bien al vino, y los quesos, dependía un poco de cual se escogiera.

Para continuar, el siguiente vino fue Barcolobo Verdejo Fermentado en Barrica 2013. En nariz, resulta muy afrutado, con notas a vainilla y fondo de madera. En boca destaca los sabores derivados de la madera, es untuoso y equilibrado. La comida con la que se acompañó el vino se compuso de, ortiguillas con ensalada de algas y un pincho de cerdo agridulce. El maridaje con las ortiguillas resultó bastante acertado.

En tercer lugar, probamos el Barcolobo “La Rinconada” 2014, un vino tinto joven, en el que destacan los olores a fruta fresca con madera bien entremezclada, y en boca destaca su tanicidad, pero con un fondo en el que destaca la fruta. La platos que acompañaron fueron, humus con pita y pimientos y un steak tartar. Este maridaje nos gustó más con el Steak tartar que con el Humus.

cata de bodegas barcoloboPor último, se sirvió el Barcolobo Crianza 2011, un vino tinto con 14 meses de barrica. En nariz destaca la fruta madura con notas de tostados y fondo especiado. En boca es afrutado, con un final elegante con notas de madera. Para acompañarlo se sirvió un gigot de cordero, que le fue muy bien al vino.

La velada acabó con unos dulces de chocolate y fruta elaborados por el chef del restaurante, que cada uno acompañó ya con el vino que más le gusto. Fue el momento de resolver todas las dudas que nos hubieran quedado a los asistentes.

Fue un evento diferente y del que disfrutamos mucho. Además, como ya sabéis que nos gusta experimentar con los maridajes, nos encantó que nos pusieran comida, que de primeras no cumplen con los “cánones del maridaje”, ya que pudimos ir probando, y descubriendo nosotros mismos las sensaciones.

Por último nos gustaría agradecer en primer lugar a Alvaro Cerrada de Yalocatoyo por invitarnos a este evento, y por organizar una velada tan amena; y también a las Bodegas Barcolobo, por presentarnos sus vinos y al Restaurante Metro Bistro, por esos platos tan innovadores. No podemos olvidarnos de todos los bloggers amigos que nos acompañaron, que también colaboraron a que la velada fuera estupenda.